2.2.06

¿Nos crece la cabeza?


Un reciente estudio llevado a cabo por Peter Rock, de la Universidad de Birmingham, y publicado en el British Dental Journal, comparó las medidas craneales de tres grupos de población: por un lado, 30 cráneos londinenses de mediados del siglo XIV, fallecidos debido a una plaga. Por otro, 54 cráneos procedentes del naufragio del Mary Rose, que se hundió en las costas del sur de Inglaterra en 1545. Y por último, las medidas de 31 cráneos actuales procedentes de registros de la Escuela de Odontología de Birmingham.

Las sorprendentes conclusiones del estudio apuntan a que hay dos diferencias claras entre los cráneos medievales y los actuales:
1.- Los cráneos medievales tienen rasgos más prominentes que los actuales.
2.- Los cráneos medievales tienen una bóveda craneana más baja que los actuales.

Y no son unas diferencias leves. En palabras de Peter Rock:

"El incremento es muy considerable. Por ejemplo, la altura de la bóveda de los cráneos de la plaga era de 80 mm., y los modernos de 95 mm. -esto representa un 20 por ciento más, lo que verdaderamente es mucho."
El autor sugiere que el aumento en la altura de las bóvedas craneales puede ser debida a un incremento de la capacidad mental a través de los siglos.

Desde luego, los resultados son sorprendentes. Por primera vez oigo a alguien hablar -con datos empíricos en la mano- de aumento
con el tiempo de la capacidad mental en Homo sapiens.

No nos dejemos llevar aún por la euforia de constatar que la evolución humana sigue, y se plasma en nuestros grandes cerebros.
Crees que ha aumentado la capacidad craneal desde la aparición de Homo sapiens?
No, seguimos igual
Claro, ¿Cómo no se habían dado cuenta antes?
Es prematuro afirmarlo
Se me ocurren dos objeciones no menores.
  • La muestra en la que se basa el estudio no es precisamente muy amplia, a pesar de los numerosos restos medievales que hay en el mundo. Si es así, debería reflejarse en otras estudios. Puede que las diferencias se deban a especificidades de cada uno de los grupos.
  • El aumento de altura de la frente no implica de por sí un aumento de la capacidad craneal. Puede que sólo sea un cambio de forma, no de volumen total, sin implicaciones en la inteligencia.

Ningún estudio hasta ahora ha corroborado esta observación, que yo sepa. Y a los antropólogos no se les ha podido escapar algo tan evidente como la mayor altura de la frente. Además -como se ha apuntado en los comentarios- si ese cambio en la altura del cráneo fuera real, podría deberse al medio, y no ser de raíz genética.
Bajo mi punto de vista, es precipitado adjudicar al aumento de la capacidad mental estas diferencias en la altura de la bóveda craneana. Se ha apuntado una posible tendencia. Veremos si se ratifica.


Las imágenes son puramente ilustrativas. En ellas se reconstruye la transformación del cráneo humano desde épocas prehistóricas hasta Homo sapiens, pero no entre Homo sapiens. Ver la explicación en la web original.

8 Memes sueltos:

El PaleoFreak dijo...

Muy interesante. Hay otra posibilidad: que el cambio se deba al modo de vida. En otras palabras, que no sea evolutivo. No es tan raro como parece; una mejora en la alimentación parece producir cráneos más altos y estrechos de una generación a otra (y estatura mayor, y precocidad, etc., etc.).

IMagino dijo...

Iba a apuntar algo parecido: podría deberse a diferencias de status social relativo entre las muestras Las clases altas suelen estar mejor alimentadas.

Pedro dijo...

Memecio, acabo de percatarme de la cita de Dawkins que tienes en la portada en la que con mucha razón, dice que nuestras convicciones son parte de la herencia. Pero acabo de percatarme de un error tremendo en la explicación, y es que dice "solo con que hubieras nacido en un lugar diferente...". Yo no podría jamás haber nacido en lugar diferente, pues entonces no sería yo. Da la sensaciòn que existe un yo distinto a mi herencia genética que podría haber nacido en otro lado. Yo soy el resultado de la herencia genética e histórica, ésta nunca podría ser igual en otra parte. Creo que metió la pata en la forma de expresarse.
Mil perdones por salirme del asunto.

Palafox dijo...

Me parece muy improbable que en tan sólo un lapso de 1000 años se haya producido una seleccción natural lo suficientemente fuerte como para producir esos efectos, y menos en la especie humana, en la que prácticamente no existe selección natural. Sencillamente, ese estudio es una patata.

Es más probable que se deba a la alimentación, teniendo en cuenta que el cerebro consume un 20% de los recursos energéticos del organismo, tiene su lógica que no se desarrolle lo suficiente si no hay sufifiente comida, ocurre lo mismo con la altura. Si alguien analizara las alturas de los seres humanos antes y después de la revolución industrial llegaría a la falsa conlusión de que los seres humanos han "evolucionado" hacia una mayor altura, cosa que es una completa falacia.

Memecio dijo...

Pedro, la frase de Dawkins me parece correctísima. Lo que dice es que el accidente del nacimiento forja tus creencias, o sea, tu 'yo'.
Ese 'yo' no es,por tanto, lógico ni cierto, sino pura chiripa.
Y aún así la gente se mata por ello, convencidos de tener razón.
Y esa es una prueba clara del poder de los memes en humanos.

Memecio dijo...

Imagino, sawa, paleofreak, estoy de acuerdo en que el crecimiento en la altura de la bóveda craneal puede deberse al medio.
De todas formas, tiene que haber estudios craneométricos que nieguen o afirmen esta observación, al margen de las causas. Porque material medieval, e incluso prehistórico, hay un montón. Me gustaría ver sus resultados, aunque me huelo que apuntan a la estasis. Si no fuera así, supongo que ya lo sabríamos.

Pablo dijo...

Podrían compararse los cráneos analizados con otros de personalidades importantes (reyes, obispos, grandes pensadores, etc.) y ver si las diferentes actividades intelectuales están relacionadas con el tamaño del cráneo. Y ver qué clase de cabezas eran los mismos respecto al término medio.

Memecio dijo...

Yo creo que ya se habrá hecho, Pablo. Si nadie ha dicho nada al respecto, es porque no hya diferencias.
Es tan simple como decir que los profesores de Universidad tienen un cabezón mayor que los pringaos de los alumnos.:)
No se sostiene por ningún lado. No hay diferencia craneal entre personas con acividad intelectual intensa y gente que no la tiene. Si la hubiera, habría que despedir a todos los antropólogos del mundo por no haberse dado cuenta.

Lo que aquí se apunta es la evolución del cráneo de Homo sapiens con el tiempo, como resultado del aumento de información. De momento, éste es el único estudio que defiende esta tésis. Me parece improbable que no se hubiera detectado también esto. Si el estudio se queda sólo y no se extiende meméticamente, será porque ningún otro estudio lo ha corroborado. En ese caso, su conclusión -el cráneo humano crece con el aumento de información- será falsa.