22.5.06

Los pro-microcéfalos contratacan en Flores


Novedades en Flores. Hay dos interpretaciones mayoritarias entre los científicos respecto al fantástico hallazgo de la isla de Flores: por un lado quienes atribuyen los restos a una nueva especie de homínido,
Homo floresiensis. Esta es la opción más aceptada.
Por otro lado, hay científicos que consideran que lo más probable es que el único cráneo descubierto hasta hoy en Liang Bua, LB1, pertenezca a un microcéfalo. O sea, a un individuo de nuestra misma especie aquejado de una enfermedad caracterizada por tener cráneos minúsculos.
Reconstrucción del cerebro de Homo floresiensis (derecha) comparado con un humano actual. Vista frontal
Cuando surgió la tesis de la microcefalia, fue acallada con la aparición de un estudio que describía el molde endocraneal de LB1 contrastándolo con el de microcéfalos, para llegar a la conclusión de que se trataba de una nueva especie. En la foto derecha se compara el cerebro de un humano actual (izquierda) con el de Homo floresiensis (derecha). Se observa el desarrollo de los lóbulos frontales, que se presentó como argumento a favor de que floresiensis era capaz de fabricar la avanzada industria. Y así quedó la cosa ...hasta ahora.

Acaba de publicarse un artículo en Science que ataca la tesis de
Homo floresiensis en tres frentes:

1.-El enanismo de LB1 sería realmente excepcional (por no decir raro) si se tratara de una nueva especie: se compara el tamaño de LB1 con el que cabría esperar viendo las variaciones morfológicas normales en un proceso de enanismo. Y el resultado es que LB1 se aparta de cualquier norma de enanismo. Como bien explica el maestro Paleofreak, cuando una especie queda aislada en una isla, el enanismo sigue unos patrones conocidos. Si LB1 procede de los Homo erectus anteriores (la interpretación más extendida) y ha sufrido un proceso de enanismo insular, la talla del individuo a quien corresponde ese cráneo debería ser 10 veces menor que la que presentan los floresiensis. !Y eso que sólo miden un metro! El cráneo no debería haberse reducido tanto.

2.-El estudio del endocráneo de LB1, que concluyó diferencias con los microcéfalos y similitudes con Erectus por el desarrolllo de los lóbulos frontales, ha sido desautorizado. Se le critica que se siguieron técnicas incorrectas. Y además se afirma que hay microcéfalos que tienen la misma arquitectura endocraneal que LB1.

3.- La industria asociada al supuesto
Homo floresiensis denota un grado tecnológico hasta ahora sólo atribuido a Homo sapiens. Ni siquiera a Homo erectus.

La conclusión de los autores es que LB1 es un
Homo sapiens microcéfalo. Y la industria es también sapiens, aunque hasta ahora sólo ha aparecido asociada a los hobbits.

Mi opinión es que quien aboga por la tesis de la microcefalia no explica el hecho de que tenemos varios individuos adultos de un metro de altura. Si nos olvidamos del cráneo LB1, eso hay que explicarlo. Es demasiada casualidad hallar varios restos postcraneales decididamente enanos junto a un cráneo también diminuto. ¿La industria? A mi entender, hoy por hoy cualquiera de las dos hipótesis tiene una probabilidad similar.

Veremos las reacciones de los pro-floresiensis en un próximo artículo.

---------------------------------
Más información:
Newscientist
National Geographic

3 Memes sueltos:

Anónimo dijo...

Una precisión: los descubridores del H. floresiensis sostienen que sí sigue las pautas del enanismo insular (en el que a veces hay reducción del cerebro), y acusan a los partidarios de la microcefalia de no haber revisado bien la bibliografía sobre el enanismo insular.

Quita lo de "maestro", anda :oD

El PaleoFreak dijo...

Otra aclaración: el comentario anterior era mío.
Espero que ahora se vea la firma (PaleoFreak)

Memecio dijo...

Gracias por el apunte,:). De eso hablaré en un próximo artículo. Ya he leído en tu blog que hay otras excepciones de enanismo. Pero desde luego no parece ser la norma. Y la reducción del cerebro sería aún más excepcional si la industria es de los 'hobbits'.