25.5.08

Delicadeza digital chimpancé

Se ha dicho que sólo el ser humano es capaz de utilizar la mano y los dedos con puntillosa precisión. Operaciones del tipo de pasar un hilo por el ojo de una aguja, o la suave y comedida presión necesaria para manejar los instrumentos de un cirujano, son una exclusiva humana. Como si las terminaciones nerviosas de la mano humana, y las neuronas que la controlan en el cerebro, fueran un rasgo distintivo humano.

Realmente es difícil encontrar ejemplos en el mundo animal de delicadeza manual. Aquí hay uno que desmitifica esa exclusividad. Se trata de un chimpancé jugando al jenga, un juego que consiste en retirar piezas de una torre en precario equilibrio, procurando que no se desmorone. Si prescindimos del disfraz que le han puesto al pobre mono y de toda la escenografía antropocéntrica, podremos comprobar la precisión manual del chimpancé.




Chimpanzee Plays Jenga - Watch more funny videos here


Tras ver este vídeo, ya no puede defenderse que el control preciso de los dedos de la mano sea una característica que los humanos tengamos en exclusiva. Por consiguiente, hay que buscar más en el cerebro. No sólo en la parte dedicada a la mano. La inteligencia humana está más relacionada con la arquitectura cerebral en general, y en cómo las ideas se organizan en complejas redes neuronales, que en la posesión de una mano precisa.

8 Memes sueltos:

Aloe dijo...

¿"Por el ojo de un alfiler"?
... Eso no me lo pierdo.
A ver el enlace en Youtube.

Memecio dijo...

Perdón, rectifico. De una aguja. ;)

Memecio dijo...

¡Los alfileres han mutado desde que los conocí! ¡Ya no tienen agujero!
Es broma. Gracias por el aviso.

Brainy dijo...

Venga ya, eso es un tío disfrazado de mono!!! Impresionante. Aun así creo que el empleo de las manos ha contribuido a desarrollar la inteligencia humana porque una cosa es tener la capacidad de usar las manos con precisión y otra usarlas y me da la sensación de que nosotros tendemos a usarlas más posiblemente porque ellos se valen también de los pies y de la boca, lo que no hace tan imprewscindibles a las manos.
Aun así, el vídeo es genial.

Un saludo.

Homorgasmus dijo...

Pues no está mal, las piezas 1 y 5 las quita con bastante soltura, aunque entrenará como un enano. Como brainy, creo que las manos han jugado un papel muy importante, produciéndose un continuo proceso de realimentación entre ellas y el cerebro. De todas formas hace unos meses vi un vídeo en el que varios chimpancés jugaban a un juego de retentiva de esos de brain training con números, en el que tras un mínimo instante de observación quedaban ocultos y luego debían señalar su posición en la pantalla por orden. Seguramente lo verías. Creo que llegaban a 15. Eso me dejó a cuadros, yo creo que no paso de 13...jejeje.

Memecio dijo...

¿Te refieres a esto?.
Sí, yo también supongo que habrá habido una retroalimentación mano-cerebro. Pero hay que tener en cuenta los altos niveles de inteligencia de delfines y orcas, que no tienen manos.

Homorgasmus dijo...

Ese mismo, exacto. Me parece impresionante. Un saludo.

Pablo dijo...

me resulta mas asombrosa la interpretación del objetivo del juego por parte el chimpancé, que la habilidad manual de un animal habituado a despiojarse habitualmente.
Lo mismo con aquel que jugaba pacman, interpretaba la idea, que es lo dificil.