22.3.09

¿Por qué nos dominan las emociones?

inteligencia emocional iceberg

¿Por qué no somos más lógicos, más sensatos? ¿Por qué somos tan inconscientes? ¿Por qué cometemos tantas barbaridades si somos tan racionales? ¿Por qué nos dejamos llevar por las intuiciones y emociones aparentemente ilógicas? Pues bien, hay una explicación que se relaciona con nuestro pasado evolutivo que tiene mucho sentido:



"Existen muchos más circuitos celulares que van desde la amígdala, gestora de las emociones, hacia el córtex prefrontal -responsable en mayor medida de las capacidades de razonar y planificar-, que al revés. Según Joseph Ledoux, las conexiones neuronales que van del córtex hacia la parte inferior de la amígdala están menos desarrolladas que en sentido contrario. De manera que las pasiones ejercen una influencia mayor sobre la morada de la razón que viceversa. Una vez se ha enchufado la emoción, resulta muy difícil desenchufarla mediante el sentimiento lógico. Por eso es tan complejo controlar nuestras emociones." (1)

O sea, que la arquitectura cerebral es clave a la hora de nuestras tomas de decisiones. El antiguo cerebro ubicado en la amígdala domina sobre el neocórtex, porque las conexiones son más numerosas. De manera que los procesos emocionales inconscientes priman sobre los conscientes. Esto explicaría la abundancia de ideas absurdas que sólo se entienden desde extraños recovecos emotivos. Y la importancia de la últimamente tan en boga inteligencia emocional, el ser capaces de modular y controlar estas emociones inconscientes para que no produzcan resultados incoherentes con la razón.


(1).- El Viaje a la felicidad. Las nuevas claves científicas. 2005. Eduard Punset. Colección Booket nº 3049, Editorial Destino (Pág. 91).
Imagen: Capital Emocional.

12 Memes sueltos:

Dodger dijo...

Exactamente! Y añadiría que la razón, de independizarse de las emociones no serviría de nada. Nuestro mecanismo de toma de decisiones para las cosas de la vida está indosolublemente dispuesto de manera que la decisión en gran medida la tomamos sobre nuestras emociones experimentadas en experiencias pasadas parecidas o almacenadas en nuestros instintos. De algun modo, la razón consulta a la emoción o de otro modo se equivoca.

Memecio dijo...

Sí, pero hay demasiados errores ¿no crees? Nos centramos demasiado en las intuiciones, y calibramos poco las consecuencias.
Creo que sería mejor si obtuviéramos más placer, si fuera más emotivamente intensa la resolución de un problema, o cuando aprendemos algo nuevo e interesante. Si embargo, los placeres más intensos, los que suscitan más emociones, son los carnales (joer, qué antigua ha quedado la palabreja).
Hay demasiada visceralidad.

sarah dijo...

Un tema complicadillo, en el que como tantas cosas en la vida, el término medio sería lo aconsejable, ¿no?

Estoy de acuerdo con vuestros dos puntos de vista.

Por un lado parece peligroso decidir tan solo llevados por lo emocional del asunto, sin medir bien las consecuencias (no siempre resulta posible, claro que lo dice una pésima jugadora al ajedrez)... pero al mismo tiempo, dejar la intuición de lado me parece un error quasi evolutivo, porque parece ser que sabemos más cosas de las que pensamos, sólo que ignoramos que las sabemos o no las verbalizamos conscientemente. He leído alguna cosa sobre este tipo de conocimiento y es realmente sorprendente. Podríamos ser tan racionales, lógicos y sabios como Spock, pero resultaría muy frío, ¿no?

En fin, mientras escribo esto, una señora en la calle está gritando su enfado a grito pelao en ruso y castellano. Son las siete y cuarto de la mañana, a lo poco que se le entiende parece una bronca amorosa... sí, demasiada visceralidad y carnalidad :-))

José A. Dargán dijo...

EXCELENTES APORTES LOS DE TU BLOG.SALUDOS.

Memecio dijo...

Sarah, tal vez lo ideal sería que obtuviéramos un gran placer con el aprendizaje, o con la deducción de alguna conclusión intelectual. Algo similar al placer físico, una especie de "orgasmo" mental ;). Sin que quiera despreciar el placer físico, que está pero que muy bien.

Y gracias, Dargán.

Arturo Goicoechea dijo...

Es mi primera entrada a este blog. Ha sido para mí un descubrimiento placentero.

El problema de la interacción entre emoción y racionalidad es que esta tiene contenidos que retroalimentan positivamente los impulsos agresivos a través de memes-creencia especialmente nocivos (Dios, Patria, Rey...)a la vez que desprecian o prohiben los memes de calidad (conocimiento)

Memecio dijo...

Hay mucho meme basura. Como bien indicas en tu artículo, lo aprendemos todo, sobreaprendemos, y por ahí se nos cuelan excesivas barbaridades. Encantado de tenerte por aquí, Arturo.

MARGOT ORTEGA dijo...

pues muy buen articulo es la primera vez que lo veo y me parecio interesante saber esos temas.
ademas un poco confuso pero tienes muchisima razon
bueno bayyy.

jennyfer dijo...

para mi es una pagina importante para nosotros los jovenes por que nos ayuda a saber por que sentimos esas emosiones y si hisimos algo mal tartar de solucionarlo.y no volver a cometerlo.

angelica martinez dijo...

son temas que a los jovenes nos interesan ya que las emociones no guian a los pensamientos
Esta bien que existan estas paginas que habln de el pensamiento y las emociones

Anónimo dijo...

hola bueno mi comentario sobre esta pagina es que me parece buena ya que todos debemos saber hacerca de las emociones y aprender que todos nuestros aprendizajes son buenos en algunas ocaciones pero no en todas ya que hay veces que hablamos solo por hablar bueno eso es todo de mi parte bye....

ana fernandez dijo...

hola a todos mi comentario sobre esta pagina es que es interesante para nosotros los jovenes ya que hay muchas veces que hacemos comentarios que no vienen al caso y por eso es importante estar bien informados sobre las emociones